Entrevistamos a Jorge Braithwaite, uno de los ejes del proyecto quien, junto con crear el diseño del edificio TorreCobre, asesora su marketing y ventas.

¿Cómo ha sido su experiencia en este edificio en particular?, le consultamos. “Llevo 24 años haciendo
edificios de oficinas”, responde. “La mayoría, en ciudades de menos de 200.000 habs. –Talca, Curicó, Linares, Chillán, Los Ángeles–, y en la región metropolitana en zonas atípicas para ese tipo de edificios”.

“Me interesa mucho que los profesionales puedan trabajar de manera digna. En mis recorridos por el país, me he topado con muchos lugares donde excelentes profesionales están instalados de manera precaria, pagando altos precios de arriendos por malas instalaciones. Eso también hallé en Calama, y así nació este proyecto”.

En cuanto a la elección del lugar preciso donde se levantaría TorreCobre, el arquitecto nos respondió:
“Pensamos que el lugar elegido es el mejor de Calama para un edificio de estas características. Está excelentemente ubicado respecto al centro financiero, al centro urbano y a la avenida Balmaceda la que constituye el eje que une nada menos que el aeropuerto con Chuquicamata, pasando por el centro de la ciudad, y en la que se levantará además el futuro Parque Balmaceda, que cambiará el rostro de Calama”.